Las 7 maravillas naturales más impresionantes de Canadá

Canadá tiene varias atracciones hechas por el hombre que son realmente increíbles, pero lo cierto es que nada puede igualar la belleza pura de las maravillas naturales de este país nortino. Si planeas visitar Canadá, ten en cuenta que necesitas un pasaporte vigente y una visa – en el caso de los mexicanos, necesitan una autorización electrónica de viaje o eTA Canadá para Mexicanos, pero esa es tela que cortar para expertos en el asunto.

Estas nueve maravillas no solo te dejaran sin aliento, sino que se quedaran contigo por el resto de tu vida.

Las luces del norte: Yukón, Nunavut, Territorios del Noroeste

Como una pintura al óleo que no deja de cambiar, con pinceladas de verde que se mezclan con trazos dorados y detalles rojos, es imposible no quedar perplejo con las luces del norte. Esta maravilla natural, también conocida como aurora boreal, es un fenómeno en el cual partículas cargadas eléctricamente colisionan con gases en la atmósfera de la Tierra causando que brillen. Estas luces sobrenaturales se pueden ver en cualquier parte de la aurora oval. En Canadá, las luces del norte se aprecian mejor en Yukón, y los territorios del Noroeste.

Cathedral Grove: Columbia Británica

¿Estás buscando un árbol inmenso que den ganas de abrazar? Este viejo bosque en la Isla de Vancouver puede ser el lugar para ti. Pero no creas que podrás rodearlos por completo con tus brazos. Algunos árboles en la Cathedral Grove, un conglomerado de variedades de árboles gigantes en el Parque Provincial de MacMillan, tienen edades de hasta 800 años y tienen una circunferencia de hasta nueve metros. ¿Te gustaría intentar abrazar un árbol así?

Parque Provincial de los Dinosaurios: Alberta

Si eres un aficionado de la historia o te gusta Parque Jurásico, estas obligado a fascinarte con una caminata por el Parte Provincial de los Dinosaurios de Alberta, también conocido como uno de los cementerios de dinosaurios más grandes del mundo. Hace 75 millones de años, el sur de Alberta era un centro prospero de vida prehistórica que incluían peces, anfibios, reptiles, mamíferos primitivos y dinosaurios. Cuando muchos de estos animales murieron en los canales del rio y cenagales, sus huesos fueron enterrados en capas de arena y lodo y eventualmente se fosilizaron.

Las Montañas Rocosas de Canadá: Alberta, Columbia Británica

Agua turquesa, extensiones de naturaleza limpia, montañas cubiertas de nieve: solo hay unos pocos lugares más icónicamente canadienses que las Montañas Rocosas. Ya sea que vayas a visitar uno de sus cuatro parques nacionales, esquiar o hacer snowboard en resorts o simplemente vayas realizar un inolvidable viaje de tren, es imposible ignorar la belleza de esta región. Sin embargo, como ocurre con las cataratas del Niagara, se comparte esta maravilla natural con E.U.A.

Cataratas del Niágara: Ontario

Si no has visto las cataratas más poderosas de Norte América con tus propios ojos, es casi imposible que lo puedas imaginar. Es alucinante. No hay duda que las cataratas del Niágara, que consiste en tres cataratas – la catarata canadiense, la catarata estadounidense, y la catarata Velo de Novia – es una de las maravillas naturales más famosas del mundo. La única desventaja es que Canadá tiene que compartir esta maravilla con Estados Unidos.

Rocas de Hopewell: Nuevo Brunswick

¿No eres muy nadador? ¿Por qué no explorar el fondo del océano sin la necesidad de una máscara de buceo y un tanque de oxígeno? Cada día, 100 billones de toneladas de agua vacían la Bahía de Fundy, lo que les da a los visitantes la oportunidad de caminar por el suelo oceánico en las Rocas de Hopwell en Nuevo Brunswick y así admirar las increíbles formaciones rocosas que parecieran esculturas de una galería. Cuando hay marea alta, el nivel de agua sube unos 16 metros, sumergiendo todo casi por completo, salvo por la punta de algunas rocas.

Camino de Cabot: Nueva Escocia

Caminos serpenteantes que abrazan la costa, acantilados altísimos, valles profundos, bosques exuberantes… el Camino de Cabot lo tiene todo. ¿La mejor parte? Ni siquiera tienes que salir del auto para que lo disfrutes. El camino de 185 millas te conduce a lo largo de la costa de Cabo Breton, brindándote espectaculares vistas de la costa y transportándote a las más populares atracciones turísticas de las islas. A lo largo del trayecto encontrarás muchas oportunidades de jugar golf (en el igualmente famoso Highland Links), así como de caminar, andar en bici, en kayak y de observar ballenas, todo dentro del marco de la dramática costa este.

Notas relacionadas
Categorías Viajar